Capítulos de libro

2019

Carrera Garrido, Miguel: «El sueño del planeta produce monstruos: ecopesimismo en la narrativa de Emilio Bueso e Ismael Martínez Biurrun», en Natalia Álvarez Méndez y Ana Abello Verano (eds.), Realidades fracturadas. Estéticas de lo insólito en la narrativa en lengua española (1980-2018), Madrid, Visor, pp. 239-262.

 

Miguel Carrera Garrido introduce una perspectiva poco trabajada en nuestras letras, la lectura con vocación ecocrítica de la narrativa de dos jóvenes autores españoles reconocidos en el marco del terror, la ciencia ficción y la fantasía. Ofrece primero unas imprescindibles precisiones teóricas acerca de la ecocrítica, vinculada a la relación de la tierra y los seres humanos, así como a la ecoficción y el ecoterror o terror natural, determinando cómo este último insiste en la toxicidad del homo sapiens y la acechanza de las fuerzas de la naturaleza. Desde ese enfoque, analiza las obras de Emilio Bueso (1974) e Ismael Martínez Biurrun (1972), pertenecientes a la misma generación pero con voces muy distintas y reconocibles, observando su compromiso con inquietudes contemporáneas. Confirma mediante su estudio el escepticismo de ambos escritores sobre la sociedad actual, caracterizada por el regreso al primitivismo y la barbarie, al atraso cultural y la hipertecnologización, así como por el agotamiento de los recursos naturales y el desarrollo de la energía nuclear. Detalla cómo las creaciones especulativas y de terror de Bueso y Martínez Biurrun reflejan ese ecopesimismo, cuestionando las certezas sobre las que se asienta nuestra cotidianidad.

Eudave, Cecilia: «El cuerpo como espacio de lo insólito en la narrativa mexicana reciente escrita por mujeres», en Natalia Álvarez Méndez y Ana Abello Verano (eds.), Realidades fracturadas. Estéticas de lo insólito en la narrativa en lengua española (1980-2018), Madrid, Visor, pp. 43-61.

 

Cecilia Eudave, excelente escritora además de académica, evidencia cómo la literatura mexicana escrita por mujeres de mediados de siglo xx a la actualidad emplea resortes fantásticos, mágicos, maravillosos, oníricos y alegóricos para poner de relieve diversas problemáticas de nuestras sociedades. Desde ese punto de partida, consciente de la relevancia del espacio en el yo que lo habita, pone de manifiesto cómo el cuerpo es el ámbito propicio para lo insólito, pues con las formas literarias especulativas se desterritorializa el espacio convencional y se convierte al cuerpo en el lugar de la experiencia y del tránsito de realidades. Tras hacer hincapié en textos significativos de Amparo Dávila (1928) y Elena Garro (1916) como antecedentes que han impactado en las escritoras nacidas entre los setenta y los ochenta en México, se centra en escritoras contemporáneas: Bibiana Camacho (1974), Karen Chacek (1972) y Gabriela Damián (1979). Ofrece un corpus, circunscrito al género del cuento, que testimonia un continuo de líneas comunes de representación donde el cuerpo —desde lo fantástico, lo terrorífico, lo maravilloso, la ciencia ficción y lo inusual— denuncia modos y conductas culturales que se han convertido en patologías sociales, poniendo de manifiesto la existencia de universos fracturados por la violencia o la descalificación, los conflictos sociales, culturales, filosóficos, genéricos, políticos y económicos.

Olivares Merino, Julio Ángel: «La sobreimpresión febril: modalidades de la espectralidad en La lluvia amarilla, de Julio Llamazares», en Natalia Álvarez Méndez y Ana Abello Verano (eds.), Realidades fracturadas. Estéticas de lo insólito en la narrativa en lengua española (1980-2018), Madrid, Visor, pp. 207-238.

 

Julio Ángel Olivares profundiza en la obra de Julio Llamazares, a la que identifica con gran acierto con «una caligrafía doliente de la memoria» entroncada con la inhumación de la identidad. El análisis de la espectralidad en Lluvia amarilla (1988) le permite desarrollar un completo estudio, de aliento tanto narratológico como estético, en el que realiza un interesante recorrido por diversos aspectos: la desidentidad y la desterritorialización en espacios de la consunción y la desmemoria; la significativa voz narrativa del último superviviente de un ámbito en decadencia tras el éxodo rural; y la espectralidad como sino de la memoria, con sus diversas modalizaciones. Constata la relevancia de la fantasmagoría como una constante en dicha novela, encaminada al intento de reconstituir la identidad, de vencer a la extinción, a la muerte y al olvido. Disecciona la sobreimpresión de lo real y lo imaginario en la proyección de la memoria y la desmemoria, así como el protagonismo del espacio en la evocación espectral, sin olvidar las claves de las imágenes y la envoltura poética de la novela.

Varga Llamazares, Raquel de la: «Figuraciones de la femme fatale en Las madres negras de Patricia Esteban Erlés», en Natalia Álvarez Méndez y Ana Abello Verano (eds.), Realidades fracturadas. Estéticas de lo insólito en la narrativa en lengua española (1980-2018), Madrid, Visor, pp. 287-303.

 

Raquel de la Varga se detiene en una de las escritoras españolas actuales más destacadas en el ámbito de lo fantástico, Patricia Esteban Erlés (1972). Sin olvidar las necesarias referencias a sus obras anteriores y a los resortes más frecuentes de su narrativa —el hibridismo de categorías de lo imposible, los homenajes literarios y el protagonismo del espacio doméstico—, se centra en su último libro, su primera novela titulada Las madres negras (2018). Demuestra con su investigación que esta autora, consciente del peso de la tradición patriarcal, incide en la monstruosidad física y moral mediante personajes asociados a diferentes modelos y rasgos del mito de la femme fatale: crueldad, sexualidad, brujería, belleza irresistible, entre otros. Señala el modo en que brujas, malvadas madrastras y una Helena de Troya irresistible conviven en un espacio atemporal entre los cuentos de hadas y las mansiones encantadas góticas. Y pone de relieve la inversión y subversión de concretos tópicos y modelos femeninos propios de nuestro imaginario colectivo que lleva a cabo Patricia Esteban Erlés con su escritura a través de los motivos del cuerpo y de la monstruosidad.